Horario atención: Lunes a Viernes de 10:00 a 20:30.
                 Sábados de 10:00 a 20:00.

facebooktwitteryoutube

¿Qué es la electrocardiografía en pequeños animales?

En grandes rasgos, la electrocardiografía nos muestra como el corazón funciona a través de la actividad eléctrica que éste posee; cada onda representa una parte del corazón distinta que está siendo afectada, y acorde a pequeños o grandes cambios en estas ondas podemos orientarnos a distintos diagnósticos.

El examen realizado en nuestras mascotas es bastante similar al que se realiza en los humanos, utilizando 3 o 4 electrodos conectados a distintas partes del cuerpo de la mascota, los cuales generalmente no les causa dolor, sólo una leve molestia ya que son pequeñas “grapas” que se ponen en distintos pliegues del paciente. Con esto, es posible registrar cada latido cardiaco (y su onda electrocardiográfica), para posteriormente analizarla. Idealmente este examen debe ser tomado en decúbito lateral, pero es posible también realizarlo de pie.

¿Qué pacientes deberían someterse a un electrocardiograma?

Hay muchos motivos por los cuales es necesario un electrocardiograma; en algunas ocasiones, como parte de un examen prequirúrgico, para asegurar un correcto funcionamiento eléctrico del corazón, y así evitar posibles contratiempos durante el tiempo quirúrgico.

Por otro lado, también resulta de utilidad en pacientes con historial de desmayos, intolerancia al ejercicio, o patologías cardiacas previamente identificadas. Todos estos motivos son causas potenciales de arritmias (pérdida del ritmo “normal” del corazón), las cuales pueden ser un aumento de este (taquiarritmias) o una disminución (bradiarritmias). El correcto diagnóstico de estas arritmias es siempre mediante electrocardiografía, ya que según este método podemos analizar de donde proviene, y como tratarla correctamente.